Alfonso XIII de España




Alfonso XIII de España (1886-1941). Rey de España hasta la proclamación de la II República.

«A una comuna se le engaña mejor siempre que a un solo hombre.»


«En este año me encargaré de las riendas del Estado, acto de suma trascendencia tal como están las cosas, porque de mí depende si ha de quedar en España la monarquía borbónica o la república; porque yo me encuentro el país quebrantado por nuestras pasadas guerras, que anhela por un alguien que lo saque de esa situación. La reforma social a favor de las clases necesitadas, el ejército con una organización atrasada a los adelantos modernos, la marina sin barcos, la bandera ultrajada, los gobernadores y alcaldes que no cumplen las leyes, etc. En fin, todos los servicios desorganizados y mal atendidos. Yo puedo ser un rey que se llene de gloria regenerando a la patria, cuyo nombre pase a la Historia como recuerdo imperecedero de su reinado, pero también puedo ser un rey que no gobierne, que sea gobernado por sus ministros y por fin puesto en la frontera. (…) Yo espero reinar en España como Rey justo. Espero al mismo tiempo regenerar la Patria y hacerla, si no poderosa, al menos buscada, o sea, que la busquen como aliada. Si Dios quiere para bien de España.»

Diario de Alfonso XIII, 1 de enero de 1902.


«El carlismo se cura leyendo mucho y el nacionalismo, viajando más que leyendo.»


«No quiero que se vierta una sola gota de sangre española por mi persona.»


«Elegí a Franco cuando no era nadie. Él me ha traicionado y engañado a cada paso.»


«No renuncio a ninguno de mis derechos, porque más que míos son depósito acumulado por la Historia, de cuya custodia ha de pedirme un día cuenta rigurosa. Espero que no habré de volver, pues ello sólo significaría que el pueblo español no es próspero ni feliz.»

Manifiesto de Alfonso XIII, 13 de abril de 1931.


«Hallaría medios sobrados para mantener mis regias prerrogativas, en eficaz forcejeo con quienes las combaten. Pero, resueltamente, quiero apartarme de cuanto sea lanzar a un compatriota contra otro en fratricida guerra civil.»

Manifiesto de Alfonso XIII, 13 de abril de 1931.


«Yo terminaré con que Europa acaba para muchos en los Pirineos.»


«La revolución es buena para los historiadores. Sirven todos los partidos, todas las necedades tienen valor,todas las ideas alcanzan un lugar.»


«Para mí un político es un señor retórico a quien no hay que tener mucho en cuenta.»