Andréi Amalrik




Andréi Amalrik (1938-1980). Escritor, activista y disidente soviético.

«El primer ministro canadiense Pierre Trudeau visitó la ciudad siberiana de Norilsk: Trudeau lamentó que Canadá nunca había tenido éxito en construir una ciudad tan grande tan al norte, sin darse cuenta -o sin preocuparse-, de que Norilsk había sido construida por prisioneros.»

What’s right, National Review.


«En la historia rusa, el hombre siempre ha sido un medio pero nunca un fin.»

Peter and the poet‘.


«¿Cómo podría la misma gente haber construido tales iglesias y [cientos de años después] haber destruido tantas de ellas en un arranque de furia ciega? Nota:Antes de exiliarse, Amalrik realizó una peregrinación a aquellos lugares donde, en el siglo XIV, nació la región de Moscovia. Parado frente a un notable complejo de iglesias de madera a orillas del lago Onega, sintió un súbito arrebato de admiración.»

‘Notas de un revolucionario’.


«Aún cuando se examinar el asunto de la manera más crítica, no considero a los rusos como un pueblo sin esperanza, para quienes la esclavitud es un modo natural de existencia… Puedo ver que en la corriente autoritaria de la historia rusa hay una corriente subterránea, a veces fuerte, de un sentido de la ley.»

‘Notas de un revolucionario’.


«Debo enfatizar que mi ensayo no está basado en investigación académica sino sólo en la observación Desde un punto de vista académico, podría sólo parecer habladuría vacía. Pero para los estudiosos occidentales de la Unión Soviética, en cualquier punto, esta discusión debería tener el mismo interés que un pez tendría para un ictiólogo si aquél súbitamente comenzase a hablar.»

‘¿Sobrevivirá la Unión Soviética hasta 1984?’


«Si uno ve la presente “liberalización” como la creciente decrepitud del régimen más que su regeneración, entonces el resultado lógico será su muerte, la cual sería seguida por la anarquía.»

‘¿Sobrevivirá la Unión Soviética hasta 1984?’


«Hay otro poderoso factor que opera contra la posibilidad de cualquier clase de reconstrucción pacífica, el cual es igualmente negativo para todos los niveles de la sociedad: éste es el el extremo aislamiento en que el régimen ha colocado tanto a la sociedad como a sí mismo. Este aislamiento no sólo ha separado al régimen de la sociedad, y a todos los sectores de ésta entre sí, sino que también ha puesto al país en extremo aislamiento del resto del mundo. Este aislamiento ha creado para todos -desde la élite burocrática hasta los niveles sociales más bajos- una imagen casi surrealista del mundo y del lugar de ellos en él. Pero cuanto más ayude este estado de cosas a perpetuar el status quo, más rápido y decisivo será su colapso cuando la confrontación con la realidad se vuelva inevitable.»

‘¿Sobrevivirá la Unión Soviética hasta 1984?’


«Cualquier Estado forzado a dedicar muchas de sus energías en controlar física y psicológicamente a millones de sus propios sujetos (súbditos), no podría sobrevivir indefinidamente.»

‘Dos grandes disidentes’.


«Habíamos abandonado un gran país que ambos amábamos y odiábamos ¿Podría ser que realmente nunca regresásemos?»

‘Notas de un revolucionario’.