Aristóteles (7)




Aristóteles (384-322 a. C.). Famoso filósofo y hombre de pensamiento de la Antigua Grecia, cuyas ideas influenciaron considerablemente en Occidente en épocas posteriores.

«Se quiere más lo que se ha conquistado con más fatiga.»


«El carácter que produce la riqueza es la de un necio próspero.»


«La cólera que se siente contra una persona, por violenta que sea, cesa cuando se toma venganza de otra.»


«Olvido es señal de menosprecio y por lo tanto, causa de enojo.»


«La belleza vale más que cualquier carta de recomendación.»


«Cuando se trata de juzgar el placer, los hombres somos jueces imparciales.»


«A los hombres de carácter les gusta oír hablar de sus faltas; a los otros, no.»


«Vivir moralmente vale más que vivir.»


«La única situación estable es aquella en que todos los hombres son iguales ante la ley.»


«En el Estado puede gobernar más de uno; pero en la familia, uno solo.»


«No hay genio sin un grano de locura.»


«El dinero sirve a los ricos para que muchos médicos les ayuden a morir.»


«El dinero es una garantía de que se podrá obtener lo que se quiera en el futuro.»


«También hay, por efecto natural y para conservación de las especies, un ser que manda y otro que obedece; el que por su inteligencia es capaz de previsión, ése tiene naturalmente la autoridad y el mando; el que sólo posee la fuerza corporal para la ejecución, ése debe naturalmente obedecer y servir, de suerte que el interés del amo es el mismo que el del esclavo.»


«La retórica es la facultad de determinar en un caso particular cuales son los medios de persuasión de que se dispone.»


«En todo el tiempo transcurrido, de acuerdo con los recuerdos transmitidos de unos hombres a otros, nada parece haber cambiado,…Enseñar es la forma más pura de entender.»


«Todos los hombres con talento han sido melancólicos.»


«El egoísmo no es el amor propio, sino una pasión desordenada por uno mismo.»


«La naturaleza nunca hace nada sin motivo.»


«Todos o casi todos distinguen el alma por tres de sus atributos: el movimiento, la sensación y la incorporeidad.»


«Todo hombre tiene derecho a ser feliz.»


«Vivir bien es mejor que vivir.»


«Lo que está en nuestro poder hacer, también está en nuestro poder no hacerlo.»


«La verdadera causa final reside en los seres inmóviles.»


«El ser inmóvil mueve como objeto del amor, y lo que él mueve imprime el movimiento a todo lo demás.»


«Bueno es aquello cuyo contrario es malo.»


«De la mujer puede decirse que es un hombre inferior.»


«La victoria tiene muchas madres y la derrota es huérfana.»


«El cuerpo es el instrumento del alma.»


«Cuando los hombres son amigos, no han menester de justicia; pero, aunque los hombres sean justos, han menester de amistad.»


«Se ha dicho con razón que el bien es aquello hacia lo que todas las cosas tienden.»


«La verdadera felicidad estriba en el libre ejercicio de la mente.»


«Los hombres no han establecido la sociedad solamente para vivir, sino para vivir felices.»


«Es un principio comúnmente aceptado que hay que obedecer para poder ordenar bien.»


«El que no puede vivir en sociedad o no necesita nada por su propia suficiencia, no es miembro de la ciudad, sino una bestia o un Dios.»


«Tener muchos amigos: no tener ningún amigo.»


«El sabio no busca el placer, sólo busca la ausencia de dolor.»


«El hombre perfeccionado por la sociedad es el mejor de los animales; pero es el más terrible cuando vive sin ley ni justicia.»


«Más se estima lo que con más trabajo se gana.»


«Esperar es como soñar despierto.»

< 1 · 2 ··· 5 · 6 ··· 8 · 9 · 10 >