Bahá Abdu’l




Bahá Abdu’l (1844-1921). Hijo del fundador y profeta del baharismo y heredero.

«Si no estamos felices y contentos en esta estación, ¿a qué otra estación vamos a esperar y a qué otros tiempos vamos a aguardar?.»


«Cuando el hombre vuelve su rostro hacia Dios, encuentra el sol por doquier.»


«El Dios Todo Amoroso creó al hombre para que irradie la luz divina e ilumine al mundo por sus palabras, su acción y su vida.»


«La gloria del hombre es la sabiduría, no la ignorancia; es la luz, no la oscuridad.»


«La realidad del hombre es su pensamiento, no su cuerpo material.»


«Seguid los pasos de Abdu’l-Bahá y, en el sendero de la Belleza de Abhá, anhelad ofrendar vuestra vida en todo momento.  Resplandeced como el sol, sed incansables como el mar; al igual que las nubes del cielo, derramad vida sobre campos y colinas y, como los vientos de abril, insuflad el frescor a través de esos árboles humanos y haced que florezcan.»


«Espero, de las bondades del Exaltado, el Vivificador de las almas, que no descanses ni un momento sino que palpites constantemente como la pulsación de una arteria en el cuerpo del mundo, para infundir el espíritu de vida en las almas y hacer que la gente se eleve al cenit del Reino.»


«¡Oh Señor! Soy débil, fortaléceme con tu poder y tu potencia. Mi lengua vacila, permíteme expresar tu conmemoración y alabanza. Soy humilde, hónrame admitiéndome en tu reino. Estoy alejado, haz que me acerque al umbral de tu misericordia.Hasta que un ser no asiente su pie en el llano del sacrificio, se hallará privado de todo favor y de toda gracia; y este llano del sacrificio es el dominio de la muerte del yo, para que el resplandor del Dios viviente pueda entonces fulgurar.»


«Algunas de las criaturas de la existencia pueden vivir aisladas y solas. Un árbol, por ejemplo, puede vivir sin ayuda y cooperación de los otros árboles. Algunos animales son solitarios y llevan una existencia separada de los miembros de su clase. Pero esto es imposible para el hombre. En su vida y existencia la cooperación y la asociación son esenciales. Mediante la asociación y la reunión encontramos felicidad y desarrollo, tanto colectivo como individual.»


«Entre las pruebas de la existencia de Dios se encuentra el hecho de que el hombre no se creó a sí mismo. Al contrario, su creador y diseñador es otro y no él mismo.»


«Sólo si uno acepta las peores vicisitudes, no sólo con resignación, sino con aquiescencia radiante, puede obtener la libertad.»


«Un buen carácter, es, a los ojos de Dios y Sus escogidos y los que están dotados de comprensión, la más excelente y loable de todas las cosas, pero siempre a condición de que su centro de emanación sea la razón y el conocimiento y su base sea la verdadera moderación.»


«El hombre tiene el poder de cometer buenas y malas acciones; si su poder para lo bueno predomina y sus inclinaciones al mal son vencidas, entonces el hombre puede llamarse santo. Pero si por el contrario, desprecia las cosas de Dios y permite que sus malas pasiones lo dominen, entonces no será mejor que cualquier animal.»


«…No descanséis, no busquéis reposo, no estéis apegados a las lujurias de este mundo efímero, libraos de todo apego, y esforzaos con corazón y alma para estableceros completamente en el Reino de Dios. Ganad tesoros celestiales. Día tras día sed más iluminados. Acercaos más y más al umbral de la unidad.»


«El mundo de la humanidad tiene dos alas: una es la mujer y la otra es el hombre. Hasta que ambas alas no se hayan desarrollado igualmente, el pájaro no podrá volar. Hasta que el mundo de la mujer no llegue a ser igual al mundo del hombre en la adquisición de virtudes y perfecciones, no se podrá alcanzar el éxito y la prosperidad como debiera ser.»