Henri-Frédéric Amiel (3)




Henri-Frédéric Amiel (1821-1881). Escritor y filósofo suizo.

«El cielo, el infierno y el mundo están en nosotros. El hombre es un abismo.»


«La destreza ayuda en todo, pero no basta para nada.»


«Saber envejecer es la obra maestra de la vida, y una de las cosas más difíciles en el dificilísimo arte de la vida.»


«La inconstancia lo hecha todo a perder, ella no deja que ninguna semilla germine.»


«Para la acción nada es más útil que la estrechez de pensamiento combinada con fuerza de voluntad.»


«Cuando la vida deja de presentarse como una promesa, no por eso deja de ser todavía una tarea.»


«El niño ve lo que somos a través de lo que queremos ser; de ahí viene su reputación de fisonomista.»


«El niño ve lo que somos a través de los que queremos ser; de ahí viene su reputación de fisonomistas.»


«La esperanza es solo amor a la vida.»


«El que desprecia demasiado, se hace digno de su propio desprecio.»


«Nada muestra mejor el carácter de cada cual que su manera de portarse con los necios.»


«Un error es peligroso en proporción a la cantidad de verdad que contiene.»


«Vivir es querer sin descanso o restaurar cotidianamente la propia voluntad.»


«No puedo contentarme con tener razón yo solo.»


«El ideal es la anticipación del orden por el espíritu.»


«Hacer con facilidad lo que es difícil a los demás; esto es el ingenio; hacer lo que es imposible a las personas de ingenio; esto es el genio.»

< 1 · 2 ··· >