Jane Austen




Jane Austen (1775-1817). Escritora y novelista británica, conocida por su temática irónica.

«Los hombres tienen el poder de elegir, las mujeres de rechazar.»


«El amor es deseable. El dinero es absolutamente indispensable.»


«Como se sabe, los negocios pueden dar dinero, pero la amistad raramente lo hace.»


«La mitad del mundo no puede comprender los placeres de la otra mitad.»

(Emma, 1815.)


«He sido un ser egoísta toda mi vida, no en teoría, pero sí en la práctica.»


«La felicidad en el matrimonio depende enteramente de la suerte.»


«Nadie se queja de tener lo que no se merece.»


«Las tonterías dejan de serlo cuando son realizadas de forma atrevida por gente con sensibilidad.»


«Era una mujer de mediano entendimiento, información escasa y temperamento caprichoso.»


«¿Qué valor puede tener la vida si no estamos juntos?»


«Si hay una facultad de nuestra naturaleza que puede considerarse maravillosa, esa es la memoria.»


«Mis personajes tendrán, después de algunas tribulaciones, todo lo que desean.»


«La experiencia es buena en un hombre.»


«Aunque no en principio, en la práctica, he sido un ser egoísta toda mi vida.»


«La imaginación de una mujer es excesivamente rápida. En un momento salta de la admiración al amor y del amor al matrimonio.»


«Siempre es incompresible para un hombre ver como una mujer rechaza una oferta de matrimonio.»


«El bien no siempre conduce a un buen final. Es una verdad reconocida por todos.»


«Se quien eres y di lo que sientes, porque aquellos a quienes les importa no importan y los que sí importan no les importa.»


«Pronto comenzó a advertir que el rostro de Lizzy reflejaba una inteligencia extraordinaria, que se mostraba en la expresión de sus ojos negros.»

(Orgullo y Prejuicio, 1796.)


«Una novela debe mostrar el mundo tal como es. Como piensan los personajes, como suceden los hechos… Una novela debería de algún modo revelar el origen de nuestros actos.»


«No quiero que la gente sea agradable, así me ahorra el problema de cogerles cariño.»


«Me maravillo a menudo de que la historia resulte tan pesada, porque gran parte de ella debe ser pura invención.»


«En vano he luchado. No quiero hacerlo más. Mis sentimientos no pueden contenerse. Permítame usted que le manifieste cuan ardientemente la admiro y la amo.»


«Tal vez fue uno de esos casos en que se sabe si un consejo fue bueno o malo sólo cuando el evento ocurre.»

(Persuasion, 1817.)


«Los sentimientos son absurdos. Y si piensas en el sexo de aquellos a los que se dirigen, son una auténtica locura.»


«Tom Lefroy: Baila usted con pasión.
Jane Austen: Ninguna mujer sensata demostraría pasión si pretendiera atraer a un marido.
Tom Lefroy: O resistirse a un amante.»


«Como se sabe, los negocios puedan dar dinero, pero la amistad raramente lo hace.»


«Si practica el arte de la ficción y quiere ser como un autor masculino, la experiencia es vital.»


«La ironía es la unión de verdades contradictorias para crear una nueva verdad sonriendo o riendo. Y confieso que, si la verdad no se dice con una sonrisa, yo la considero falsa y una negación de la naturaleza humana en sí misma.»


«Me ocupaba en cosas mucho más agradables. He estado meditando en el gran placer que pueden proporcionar unos ojos hermosos en el rostro de una mujer bonita.»


«¿Y ésta es toda la contestación que he de tener el honor de esperar? Quizás pudiera desear que se me informarse porque con tan escasa prueba de cortesía soy rechazado así.»


«Sólo estoy dispuesta a actuar de la manera más acorde, en mi opinión, con mi futura felicidad, sin tener en cuenta lo que usted o cualquier otra persona igualmente ajena a mí, piense.»


«Aquí estoy una vez más en esta escena de la disipación y el vicio, y ya empiezo a encontrar mi moral dañada.»


«No podría decirte qué momento, qué lugar, qué mirada o qué palabra sirvieron de base. Hace ya demasiado tiempo. Lo que sí sé decirte es que para cuando me di cuenta ya estaba metido hasta el cuello.»


«La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros.»


«Ha de poseer todo eso, y aún algo más sustancial, mediante el perfeccionamiento de su inteligencia gracias a unas lecturas muy extensas.»


«Mis afectos y deseos no han cambiado, pero una palabra suya me silenciara para siempre.»


«La sabiduría es mejor que el ingenio y, a la larga, sin duda, tendrá la risa de su lado.»

(Carta a Fanny Knight, noviembre de 1814.)


«Pero ciertamente no hay tantos hombres de gran fortuna como mujeres hermosas que los merezcan.»

(Mansfield Park, 1814.)


«Reflexionaba sobre lo delicioso que es ver unos lindos ojos en el rostro de una mujer bonita.»

(Orgullo y Prejuicio, 1796.)

< ··· 2 >