Nicolás Avellaneda




Nicolás Avellaneda (1837-1885). Abogado y político argentino, ex-presidente argentino entre 1874 y 1880.

«Leer es multiplicar y enriquecer la vida anterior.»


«¿Qué son el ocio y la indolencia, sino las formas plásticas del egoísmo?»


«Los indios eran un puñado de salvajes que impedían ocupar en nombre de la ley del progreso los territorios más ricos y fértiles de la República.»


«Cuando oigo decir que un hombre tiene el hábito de la lectura, estoy predispuesto a pensar bien de él.»


«Hay dos millones de argentinos que ahorrarán hasta sobre su hambre y sed para responder, en una situación suprema, a los compromisos de nuestra fe pública en los mercados extranjeros.»


«No hay nada en la nación superior a la nación misma.»


«Hasta nuestro propio decoro como pueblo viril nos obliga a someter cuanto antes, por la razón o por la fuerza, a un puñado de salvajes que destruyen nuestra principal riqueza y nos impide ocupar definitivamente en nombre de la ley del progreso y de nuestra propia seguridad los territorios más ricos y fértiles de la República.»


«Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.»

(Tomada de Cicerón)


«La propiedad territorial fácil y barata debe ser la enseña de leyes venideras, para vencer en su nombre y con su obra el desierto, cambiando el aspecto bárbaro de nuestras campañas.»


«Honraremos la deuda externa sobre el hambre y la sed del pueblo…»


«El libro es enseñanza y ejemplo. Es luz y revelación.»


«Nada hay dentro de la nación superior a la nación misma.»


«Los placeres que proporciona la lectura son de todo tiempo y de cualquier lugar, y son los únicos que puede renovar a su albedrío.»


«Leamos para ser mejores, cultivando los nobles sentimientos, ilustrando la ignorancia y corrigiendo nuestros errores antes que vayan con perjuicio nuestro y de los otros a convertirse en nuevos actos.»