Santo Tomás de Aquino (2)




Santo Tomás de Aquino (1224-1274). Teólogo y filósofo italiano canonizado y afamado dentro del culto cristiano por su enseñanza escolástica y su visión teológica sistemática.

«Todos los esfuerzos de la mente humana no pueden agotar la esencia de una sola mosca.»


«A aquel que tiene fe, ninguna explicación le es necesaria. Para uno sin fe, ninguna explicación es posible.»


«Para ser voluntario un acto, ha de proceder de un principio intrínseco con algún conocimiento del fin.»


«Los seres dotados de inteligencia desean existir siempre y un deseo natural no puede existir en vano.»


«El pecho no es parte que provoque vehementemente la lascivia.»


«Es necesario que la diversidad de naturaleza en las potencias se establezca en razón de la diversidad de los actos, lo que a su vez se establece en razón de la diversidad de los objetivos.»


«En esta vida, es mejor amar a Dios que conocerlo.»


«Ya que la filosofía surge del asombro, un filósofo está obligado a, en su camino, ser un amante de mitos y fábulas poéticas. Poetas y filósofos son equiparables en asombro.»


«Maravilla es el deseo del conocimiento.»


«Ya que las ciencias particulares dejan sin tratar algunas cosas que necesitan investigación, se hace necesaria la existencia de una ciencia universal y primera que estudie esas cuestiones de las que no se ocupan las ciencias particulares.»


«Es requisito para la relajación de la mente que hagamos uso de vez en cuando de actos lúdicos y chistes.»


«El derecho es lo justo o ajustado a otro conforme cierta clase de igualdad.»


«El amor ocupa el sitio que el conocimiento deja.»


«Ley mala, ley nula.»


«El bien común supera al bien particular.»


«La Ley Eterna está escrita en el corazón de los hombres.»


«Y esto aparece más claramente en las estrellas y los mundos que siempre son iluminados por el Sol.»


«La efusión de toda gracia en nosotros, no pertenece más que a Cristo y esta causalidad santificante resulta de la unión íntima que hay en Cristo entre la divinidad y la humanidad.»


«Justicia sin misericordia es crueldad.»


«La inconstancia es un pecado especial de la prudencia.»


«A todo movimiento de la voluntad es necesario que le preceda un conocimiento. Pero no a la inversa: no a todo conocimiento precede una noción voluntaria.»


«Por naturaleza todos los hombres son iguales en libertad, pero no en otras dotaciones.»


«Los ángeles necesitan un cuerpo supuesto, no por ellos mismos sino por beneficio de nosotros.»


«Un hombre tiene libertad de elección en la medida en que es racional.»


«Existen bienes particulares que no dicen relación necesaria con la felicidad, ya que sin ellos uno puede ser feliz. A tales bienes no se adhiere la voluntad necesariamente.»


«No puede haber falsedad alguna en el sentido literal de las Sagradas Escrituras.»


«Sea cual fuere el don que hagamos a alguien, el primer regalo que le hacemos es el de amarle.»


«Se dice esto por ello y no por ello se dice esto.»


«Todo lo que se mueve es movido por otro.»

< 1 ··· >